El Garraf  blanco

 

El Garraf blanco ocupa la mayor parte del macizo y está formado por rocas calcáreas y dolomías del triásico y el jurásico (240-144 millones de años) y, sobre todo, calizas del cretáceo inferior (144-97 millones de años). Hacia las partes más altas y occidentales aparecen niveles margosos. Las cumbres más elevadas son la Morella (594 m) y el Montau (659 m).

La actividad biológica de un mar interior provocó la formación de carbonato cálcico que, al sedimentar, dio lugar a la roca calcárea, el color blanco de la cual da nombre a esta parte del Garraf.

El dióxido de carbono atmosférico se combina con el agua de lluvia y forma ácido carbónico, un compuesto que ha modelado profundamente el paisaje gracias a la capacidad que tiene de disolver la roca calcárea. Es entonces que hablamos del carst , un tipo de erosión, la kárstica, que da formaciones como cuevas, simas, rendijas  y dolinas (grandes depresiones circulares).

Entre las rendijas de estas rocas agujereadas y de formas caprichosas se acumula un suelo arcilloso, rojo y muy escaso, pero donde crece un paisaje mediterráneo meridional. La vegetación que lo caracteriza es una maquia, un matorral denso presidido por la única palmera autóctona de Europa: el palmito (Chamaerops humilis). Esta palmera protegida está acompañada por toda una serie de especies como la carrasca o chaparro, el lentisco o charneca, el carrizo o el espino negro, con las cuales forma una comunidad muy adaptada a los rigores de las sequías veraniegas, pero que, en cambio, no soporta los inviernos rigurosos.

Las duras condiciones ambientales (fuerte insolación, carencia de agua, escasa vegetación y relevo muy abrupto) han seleccionado mucho las especies que se han establecido y, por lo tanto, han dado interés en la original fauna que vive.

Los pájaros más característicos de esta zona son los rupícolas, como el mirlo azul, el mirlo roquero, la collalba rubia o la negra. En las cuevas y las simas encontramos murciélagos y varios invertebrados cavernícoles, muchos de los cuales son endémicos y, por lo tanto, sólo se encuentran a las cavidades del Garraf. También hay otras especies destacadas como la tortuga mediterránea, reintroducida después de su extinción a la zona, el lagarto, la serpiente blanca y la de herradura o el zorro, entre otros.

Agenda

Exposició “Històries paral·leles. 1917-2017. Roca a Gavà i Viladecans”

Museu de Gavà
Del 10-5-2017 a 28-8-2017
De dimarts a divendres de 9.30 a 13 h i de 17 a 20 h; dissabtes d’11 a 14 h i de 17 a 20 h; diumenges i festius d’11 a 14 h.
Més info
    Vull rebre informació En aquesta secció podràs enviar-nos per correu electrònic els teus suggeriments